Tijat, isla cercana a la desembocadura del rio Krka

Ruta de navegación por Croacia: Una semana por Zadar, Biograd, Kornati, Sibenik.

Elección del destino

Este era el primer chárter que íbamos a hacer fuera de España. En esta ocasión íbamos dos familias; 4 adultos y 3 niños de entre 5 y 6 años. Pensamos en Grecia central, pero al hacer el chárter en pleno agosto lo descartamos como primera experiencia por el riesgo del meltemi, un fuerte viento que puede durar varios días. Al final decidimos que hacer una ruta de navegación por Croacia sería lo ideal.

Pensamos también en hacer alguna ruta de navegación por el sur de Croacia,  pero al final nos decantamos por alquilar un barco en la zona central de Croacia por ser una zona con una densidad de pequeñas islas increíble, que aseguran no tener grandes olas y poder encontrar fácilmente refugio a sotavento de cualquier isla.

 

El puerto de salida fue Marina Kornati, en Biograd, a unos 20 quilómetros al sur-este de Zadar y justo en frente del parque natural del mismo nombre.

 

Elección del barco

Como he comentado, hasta ahora siempre habíamos alquilado un velero en Ibiza, Mallorca, Menorca o la Costa Brava, pero esta vez íbamos dos famílias y 3 niños, por lo que nos decantamos por un catamarán.

Navegar por Croacia con niños

Los dos hombres teníamos experiencia navegando en veleros, pero nunca antes habíamos alquilado un catamarán.

Nos decantamos por alquilar un Lagoon 380 S2; un barco con una habitabilidad estupenda y la verdad es que acertamos de lleno. Navegar con 20 nudos de viento con tal seguridad que los niños iban tranquilamente por todo el barco y se estiraban en las redes no tenía precio.

Navegamos en muchas ocasiones a vela por encima de 8 nudos y cogimos los 9 y pico en algún momento.

Lo alquilamos en diciembre, para beneficiarnos del descuento Early Booking y la fecha de salida el 12 de agosto.

Aparte de la casi obligatoria auxiliar, también cogimos como extra un Paddle Surf del que hemos estado encantados; tanto niños como mayores lo hemos aprovechado muchísimo.

La ruta de navegación

Para planificar la ruta de navegación por Croacia primero pensamos en las horas de navegación diarias que queríamos. Para nosotros, unas 4 horas diarias, repartidas en dos turnos (una navegada por la mañana y una por la tarde) es suficiente.

Por lo tanto con un cálculo conservador de 5-6 nudos de velocidad, y contando que de las 4 horas, entre fondeos y tal efectivas de navegación son unas 3 y que comienzas el chárter el sábado por la tarde y viernes tarde tienes que estar de nuevo en puerto aunque abandones el barco el sábado por la mañana, supone hacer al cabo de una semana hacer unas 100 millas náuticas.

Además nos gusta mucho más fondear que ir a puerto, así que planificamos sólo una parada intermedia en una marina.

Además queríamos variedad en la ruta, por lo que decidimos hacer “algo diferente”, y este “algo diferente” fue remontar un rio para visitar unas cascadas.

 

Ruta de navegación por Croacia

 

Sábado 12 de agosto – 8 NM

Dejamos las maletas en el barco y colocamos nuestras cosas y vamos a comer por el pueblo. Tras hacer el checkin y cargar agua soltamos amarras.

Entre que ya es un poco tarde y que preferimos no fondear la primera vez a oscuras decidimos hacer un trayecto corto para hacernos al barco.

Salimos de puerto y durante la maniobra descubrimos la bendición de tener dos motores. Durante estas maniobras te olvidas totalmente del timón, dejándolo a la vía y controlas el barco con las palancas de gas. Excepto ir de lado, haces con el barco lo que quieres, girar en redondo es un juego de niños.

Tras unas 8 millas náuticas de navegación, pasando por el sur de la isla Pasman fondeamos en Landin Pasman. Viene un barquero que nos pide que nos retiremos un poco de la zona de boyas y le hacemos caso, así que el primer día ya hemos fondeado dos veces, la segunda ya de noche.

Domingo 13 de agosto – 18 NM

Hoy ya entraremos en el parque nacional; queremos ir al fondo de la bahía de Telascica, justo pasando las dos islas que hay al final de la misma.

Para ir recorremos unas 13 nm y pasamos por un estrecho paso, pero fácil y de buen calado, con mucho encanto.

El sitio es precioso, la vegetación no es frondosa, pero te sientes en un paraíso y sin las aglomeraciones de Ibiza. Aquí literalmente fondeas donde quieres y sin estrés. Lo único que no nos gustó demasiado es que aquí la transparencia del agua no es alta, y el fondo entre arena y barro.

Tras comer y reposar un rato salimos de la bahía y fondeamos justo en frente, en Tomasovac, en la isla Kornac en apenas 5nm de navegación. Allí decidimos ir a cenar al restaurante Konoba Suha Punta y fue un gran acierto ya que comimos un pescado exquisito.

 

Lunes 14 de agosto – 33 NM

El lunes comenzamos el descenso hacia el sureste flanqueados por Kornat a babor y por un seguido de islas a estribor para estar más resguardados de las olas. Navegamos con 20 nudos de viento por la popa alternando la navegación por la aleta con las orejas de burro. La mayoría de veleros iban sólo con el génova y bastante de popa, en nuestro caso con mayor y foque, claramente preferimos la navegación con el viento por la aleta ya que a pesar de recorrer más millas corres más y la navegación es más cómoda, sin temer que las velas cambien de banda por un pequeño despiste.

La navegación fue muy divertida, navegando a 7-8 nudos y calculando los bordos para ir esquivando las embarcaciones con prioridad de paso y las islas como si de un eslalom o regata se tratara.

Fondeamos para comer resguardados del viento en Lavsa y aquí el agua ya se aprecia mucho más transparente.

Tras levantar el fondeo nos vamos hacia Tijat, una de las islas cercanas a la desembocadura del rio Krka. Hay muchas bollas y todas llenas, es la primera y única vez en el viaje que vemos una cala llena, y lo entendemos, es una cala de una belleza increíble. El barquero nos dice que no hay problema en fondear con cabos a tierra para evitar el borneo.

Tijat, isla cercana a la desembocadura del rio Krka

 

En esta cala hay un bar moderno muy agradable.

Hoy hemos navegado unas 33 millas, claramente por encima de la media.

Martes 15 de agosto – 15 NM

Tras disfrutar de la mañana en esa espléndida cala nos vamos hacia la desembocadura del rio Krka y entramos en él. Aquí comenzamos a apreciar la presencia de grandes yates, que no habíamos visto en abundancia antes.

desembocadura del rio Krka

Remontamos el rio y fondeamos para comer en frente del pueblo de Zatón, un poco separados de la parte de amarres. Para la comida teníamos el plato principal, pero pocos planes para el entrante, pero el destino nos sonrió, ya que encontramos una mejillonera donde te atiende un chaval muy simpático con una barca que nos vendió 1 Kg de mejillones y un par de ostras por cabeza.

Además pasamos por debajo de dos puentes, lo cual tiene su gracia.

Tras comer fuimos a la Marina Skradin, donde habíamos reservado la noche antes a través de Internet. Para un catamarán de 38 piés nos costó unos 150 euros.

Pudimos ducharnos en duchas de verdad (aunque sin agua caliente!) cenar en un restaurante y descansar (a mi me pasa que cuando duermo en fondeo me gusta mucho más, pero no descanso tanto, es como si una parte de mi siguiera alerta).

Miércoles 16 de agosto – 10 NM

Hoy toca excursión por tierra para ir a ver las cascadas de Krka. Las cascadas eran bonitas (aunque lejos de la belleza de Plivitze), pero tanta gente le quitaba un poco el encanto.

Cascadas de Krka

Basicamente hay 4 opciones: caminando (son unos 5 quilómetros), en taxi, en barco (la opción recomendada por todo el mundo, aunque según las horas deberás hacer cola para subir al barco a la ida o al regreso) y la que elegimos nosotros, las bicis.

Creo que es un buena opción para adultos, pero no para ir con niños. La primera parte del recorrido es por carretera y no hay arcenes y en la segunda hay un par de bajadas, que a la vuelta cuestan de subir. Adicionalmente, el barco tenía que abandonar la marina a las 2, por lo que al final se nos echó el tiempo encima y tuvimos que volver corriendo con las bicis los dos hombres para sacar el barco de la marina y fondearlo y después volver para comer. Comimos en el restaurante La Cantinetta una Pasticada y la verdad es que nos encantó.

Después de comer volvimos al barco y bajamos el rio hasta Sibenik, donde amarramos en el paseo marítimo y disfrutamos de un paseo muy agradable y de una buena cena.

Jueves 17 de agosto – 16 NM

Decidimos ir a una isla cercana a la desembocadura, ya que nos ha gustado mucho más bañarnos en el mar que en el río. Vamos al sur de la isla Zmajan, entre la cala y una islita donde disfrutamos de un buen buceo. Un gran yate había elegido el mismo destino y había desplegado un parque de atracciones hinchable.

sur de la isla Zmajan

Ya por la tarde vamos en dirección Tisno Bridge ya que me hacía ilusión pasar un puente levadizo. Aunque la sonda era justa (2 metros según Navionics y nuestro catamarán calaba 1,5m) decidimos fondear cerca para a la mañana siguiente acercarnos y ver qué tal.

Fondeamos en Gracina, una cala muy bonita si no fuera porque había una discoteca al aire libre. Muy recomendable si no vas con 3 niños 😉

Viernes 18 de agosto – 20 NM

Hoy es el día que hay que volver al puerto base para hacer el checkout, ya que a pesar de que puedes abandonar el barco el sábado por la mañana, desde el viernes tarde ya tienes que estar allí para que puedan revisar el barco.

Nos levantamos a las 8:30 para estar en la entrada del puente a las 9:00, ya que el puente solamente abre 2 veces al día, la primera a las 9 de la mañana y la segunda a las 5 de la tarde.

Al acercarnos vemos que la sonda es muy justa y decidimos no arriesgar y darnos la vuelta. Vemos pasar a lanchas y algún velero clásico, probablemente de quilla corrida, con poco calado y que conoce bien el paso. Los 2 veleros modernos de chárter y nosotros nos damos al vuelta.

Tisno Bridge

De camino al puerto base de Marina Kornati paramos un rato para hacer snorkel en Hrid Kukuljar, sin duda el mejor sitio de todo el viaje por la transparencia y cantidad de peces que había.

Tras pasar la isla de Murter fondeamos entre las islitas que encontramos a estribor, entre Zminjak y Radelj. Allí comemos y nos damos el último baño.

Fondeo entre Zminjak y Radelj

Ya camino de la marina y justo antes de entrar paramos a repostar para devolver el catamarán de alquiler lleno de combustible. Se forman unas colas en medio del mar que deben ser interesantes, sobretodo en un día que haga algo de viento.

Checkout, todo correcto y fin esta ruta de navegación por Croacia muy recomendable para hacerla con familia y con niños.

Navegar por Croacia con familia y con niños

 

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *