Lancha grande3

¿Qué tipo de barco alquilar?

Como muchos clientes nos preguntan qué tipo de barco se ajusta más a sus necesidades, a continuación adjuntamos algunas ideas sobre lo que deberías esperar de cada tipo de barco y qué presupuesto puede suponer.

 

Alquilar una lancha o neumática semirrígida

Lancha2 Lancha Lancha4 Lancha3

 

Presupuesto: 150-400 euros el día

Eslora habitual: 6-9 metros

Cabinas: 0-1

Ventajas: Disfrutar de la velocidad y fondear en una agradable cala

 

Alquilar un velero pequeño

velero pequeñovelero pequeño 2velero pequeño intvelero pequeño int 2

Presupuesto: 1500 – 2500 euros la semana

Eslora habitual: 8-11 metros

Cabinas: 2-3

Ventajas: Entrada en el mercado de alquiler, un presupuesto ajustado y muchas sensaciones.

 

Velero grande

velero grandevelero grande 2velero grande intvelero grande int 2

Presupuesto: 3 – 6.000 euros la semana

Eslora habitual: 11-15 metros

Cabinas: 3-5

Ventajas: Velero de altas prestaciones, espacioso y buen navegante

 

Alquilar un catamarán

Catamaran3 Catamaran2 Catamaran Catamaran4.png

Presupuesto: 4 – 8.000 euros la semana

Eslora habitual: 12- 15 metros

Cabinas: 4

Ventajas: Estabilidad, privacidad, comedor con vistas, poco calado, exclusividad

 

Lancha 10-15m

Lancha grandeLancha grande3Lancha grande2 Lancha grande4

Presupuesto: 4 – 10 000 euros la semana

Eslora habitual: 10-14 metros

Cabinas: 3

Ventajas: Lancha grande, con confort y varios camarotes.

 

Alquilar un Yate 20-30m

YateYate3 Yate2 Yate4

Presupuesto: 10 – 30 000 euros la semana

Eslora habitual: 20-30 metros

Cabinas: 4

Ventajas: Entrada en el mundo del lujo. Comedor y camarotes espaciosos. Servicio de patrón y azafata y primeros juguetes náuticos como moto de agua o esquí náutico.

 

Yate >40m

Yate grandeYate grande 3.png Yate grande 4.pngYate grande 2

Presupuesto: >100.000 euros la semana

Eslora habitual: 40-120  metros

Cabinas: 6-14

Ventajas: El lujo en su máximo esplendor. El mejor barco, el mejor servicio, los mejores juguetes náuticos, un gran chef…

 

Conclusión

Cada cliente tiene su barco ideal, e incluso un mismo cliente en situaciones distintas puede optar por barcos distintos. Evalúa exactamente qué te apetece hacer, el presupuesto que supone y ya solo te quedará elegir el mejor destino.

¿En qué situaciones elegiríais vosotros cada barco?