planifica ruta en barco

Planifica tu ruta en barco

Ha llegado el momento, después de decidirte a alquilar un barco para disfrutar de una manera distinta de tus vacaciones veraniegas, de planificar tu ruta en barco que realizarás durante la travesía, pero ¿qué es lo que debes contemplar en esta planificación?

Planificar rutas en barco

A continuación, te detallamos un poco más como organizar tu ruta, para viajar tranquilo.

 

Destino y organización de la ruta

Lo primero que deberás hacer es escoger un destino. Hay infinidad de lugares perfectos para navegar, como por ejemplo las Islas Baleares o toda la Costa Brava. Navegar en tu propia embarcación te permitirá conocer espacios recónditos que de otra manera no podrás disfrutar, debido a su difícil acceso.

Es muy importante que realices una planificación detallada y con tiempo, en la tranquilidad de tu hogar. Puedes crear la ruta sobre sobre papel, en una carta náutica, o directamente en el plotter o GPS. Deberás señalizar zonas donde la profundidad sea muy baja, accesos restringidos, obstáculos… aunque parezca una tarea ardua y pesada, ¡lo agradecerás!

Mientras estés planificando el viaje, deberás hacer, de forma aproximada, un calculo del combustible que necesitarás para todo el trayecto. Te recomendamos que revises también en profundidad el barco antes de zarpar, a nivel de motor como de elementos tecnológicos que puedan requerir actualizaciones o cargar baterías.

Una vez tengas el destino y los cálculos de recorrido, elige bien los lugares que vas a visitar. Intenta que la distancia que hay entre ellos sea la menor posible, para no tener que navegar muchas horas de forma continuada. Además, tener un timing claro y marcado te permitirá conocer el tiempo de cada travesía.

Consulta siempre las condiciones meteorológicas, tanto de la zona donde navegarás, como de los puertos de partida. En nuestro próximo post especial sobre las apps imprescindibles para navegar, encontrarás algunas para tener siempre de forma controlada las inclemencias meteorológicas.

Por las noches, en un puerto te sentirás mucho más seguro. Infórmate de los puertos más importantes, o lugares dónde podrás acudir si le ocurre algún imprevisto a tu chárter, y necesites la ayuda de algún técnico especializado. Pero cuando tengas experiencia descubrirás que no hay nada comparable a dormir fondeado en una cala y darte un baño antes del desayuno, siempre que el parte sea bueno.

Aunque se pueden dar cambios de última hora, es importante tener un plan, y poderlo modificarlo, adaptándonos a las circunstancias. Realizar la planificación en casa te permitirá informarte poco a poco, madurar la ruta y aplicar las modificaciones que consideres después de barajar distintas posibilidades.

Hay que pensar también en los demás miembros de la tripulación, ya que no será lo mismo un viaje con amigos, que con la familia y niños.

Si es la primera vez que te lanzas a la aventura de navegar por varios destinos, recuerda que un barco no es lo mismo que viajar en avión. El espacio es reducido, y no podrás llevar toda la ropa que desees, además, tendrás que tener en cuenta que deberás utilizar el calzado adecuado para caminar por la cubierta. Lleva solamente la ropa y elementos imprescindibles.

 

La compra

Deberás calcular y hacer una previsión de los alimentos que vais a consumir. Ten en cuenta la cantidad de personas, si vais a realizar muchas comidas fuera del barco, etc. Contempla la cantidad de comida seca, verduras, fruta, productos de limpieza y conservas que podrás llegar a consumir.

Lo mejor es hacerte una lista detallada. Es preferible no llevar muchas cosas frescas que se puedan poner malas. El agua es un elemento necesario en todo viaje, cómprala en botellas de litro y medio, lo que te va a permitir que sea transportada a bordo con la mejor seguridad y rapidez de descarga.

Planifica ruta en barco

 

Distribución del barco

Antes de zarpar, dibújate un plano de la distribución del barco. Esto te permitirá localizar de forma rápida, y a su vez organizar todos los elementos que debes llevar encima y cómo emplazarlos para que todo tenga su lugar en el barco.

La planificación de todas las rutas que realices en alguna embarcación es muy importante. En todos los viajes te podrás encontrar con imprevistos que tendrás que solucionar durante la marcha, pero serán muy pocos en comparación a si no has planificado nada previamente.