Navegar por Croacia, la ruta de las 1000 islas

Croacia es uno de los destinos más desconocidos para los turistas españoles, pero por suerte esto está cambiando año tras año. Gracias a su reciente incorporación en la UE en el año 2013,  ha ido consiguiendo cada vez más aficionados. Primero llegaron los alemanes, luego los italianos, los eslovenos, los austriacos y ahora nos toca los a españoles navegar por Croacia.

Desde Nautal queremos darte algunos consejos para que seas uno de los primeros privilegiados en conocer este maravilloso paraíso.

Como dice el eslogan turístico del propio país, es “El Mediterráneo tal como era” y así se ha mantenido. Croacia es uno de los pocos lugares del mar Adriático que mantiene la esencia del Mediterráneo.

Croacia es el paraíso para todo navegante, con 1244 islas e islotes es uno de los lugares en los que el agua cristalina en contraste con la verde vegetación no deja a nadie indiferente. Sin duda alguna, la mejor opción es alquilar un barco para llegar a las islas y calas deshabitadas de difícil acceso por tierra. Además, hay una gran variedad de oferta de barcos con precios muy asequibles, desde lanchas rápidas, pasando por veleros y catamaranes, hasta yates.

Islas Palinski, Croacia

Islas Palinski, Croacia

Este es un destino para todo tipo de turistas, desde los que buscan la tranquilidad absoluta hasta los que quieren noches desenfrenadas.

La zona de Zadar es para aquellos que quieren alejarse de los lugares más turísticos y sumergirse en la costa Dálmata en estado puro. Mientras que Split y Hvar o Dubrovnik son las zonas más populares y más conocidas.

Alquilar un barco y navegar por Croacia siempre es una buena elección, sea la zona que sea.  Tiene el clima típico mediterráneo. En verano la temperatura media es de 27 grados mientras que en invierno ronda los 3 o 4 grados. Por eso os aconsejamos que si tenéis pensado ir de vacaciones, vayáis en los meses de abril a septiembre.

¿Cómo llegar?

Croacia cuenta con nueve aeropuertos. En función de cuál sea tu punto de partida, es decir, dónde hayas alquilado el barco, te interesará uno u otro. Los principales se encuentran en Zagreb, Split, Zadar y Dubrovnik. Todos con gran afluencia, sobre todo, en los meses de verano. Hay varias compañías de aerolíneas que tienen vuelos regulares semanales, pero sin duda donde podemos encontrar más variedad de ofertas es desde Madrid y Barcelona.

Fuente: Wikipedia

Fuente: Wikipedia

Algunos datos a tener en cuenta

  • Hay varias regulaciones de pesca y de buceo; si sois aficionados debéis informaros bien antes de comenzar vuestro viaje.
  • Recordad que la moneda oficial es la Kuna, os recomendamos que hagáis el cambio cuando lleguéis al aeropuerto, os saldrá más económico que cambiar en España.
  • Cuando alquilas un barco debes de pagar un impuesto que se llama “Transit Log” que se trata de un permiso de navegación que tiene en cuenta la eslora del barco y sus pasajeros, y ronda entre los 100€ y los 160€.
  • Si tenéis pensado ir a cenar que sea entre las 20h y 21h de la noche ya que la gran mayoría de restaurantes cierran a las 23h.
  • Os recomendamos ser previsores y llevaros con vosotros un Kit médico ya que no está permitida la venta de medicamentos sin receta médica en ningún lugar.
  • Un consejo, si estáis fondeados en una cala y queréis que alguna embarcación neumática local os acerque a la playa, negociar el precio de ida y de vuelta de inicio,  ya que es habitual que ofrezcan precios de ida muy baratos y precios de retorno desorbitadamente caros.

RUTA DE DUBROVNIK A SPLIT A VELA

No podéis abandonar la ciudad de Dubrovnik sin visitar su muralla, declarada Patrimonio Cultural de la Unesco. Es una de las fortificaciones que mejor se conserva de la Edad Media a pesar de los bombardeos en 1991 durante la guerra de Serbia. Es imprescindible que dediquéis al menos una hora de vuestro tiempo a caminar por sus murallas, aún mejor si es al atardecer. Un escenario digno de contemplar mientras estás sentado en una de las terrazas que cuelgan de sus murallas. Es impresionante tener, literalmente, el mar a tus pies. Sus vistas son espectaculares por los contrastes de los colores de sus aguas cristalinas y los naranjas de la puesta de sol.

Puerto viejo de Dubrovnik, Croacia

Puerto viejo de Dubrovnik, Croacia

Día 1 – Dubrovnik a Šipan (11NM)

Nuestra ruta comienza en una de las zonas más populares del país. Nuestra primera tarea se centrará en comprar las provisiones para toda la semana. Una vez hayamos realizado el check in, tras comprobar que disponemos de todo lo acordado antes de alquilar el barco, podemos poner rumbo a Šipan. En un par de horas de navegación podemos estar fondeados en una de sus calas. Debemos ir con cuidado dónde fondeamos en esta zona por las abismales diferencias de profundidades. Podemos estar a 5m de la playa y tener una profundidad de 9m, mientras que en  mitad de la cala nos encontramos con un calado de 45m. Es recomendable tirar varios cabos cuando fondeemos para evitar el borneo.

En esta isla encontramos un pueblo llamado Šipanska Luka (al oeste de la isla), conocido por los locales por ser el lugar preferido de los aristócratas croatas, pero os recomendamos quedaros en Suđurađ donde encontraremos un pequeño puerto pesquero con mucho encanto donde podremos pasar la noche a resguardo del viento.

Puerto de Suđurađ, Croacia

Puerto pesquero de Suđurađ, Croacia

Día 2 – Šipan a Mljet (16NM)

El segundo día, tras el primer baño matutino y un buen desayuno, nos dirigimos hacia la isla de Mljet donde encontraremos un parque natural.

Nuestra próxima parada es en cala Prožurska Luka. Vale la pena llegar pronto para poder amarrar en una boya. Aprovecharemos para darnos un buen chapuzón y comer a bordo disfrutando de las vistas.

Tras comer, ponemos rumbo a Polače, la parte norte de la isla. Está a unas 8NM y podemos plantarnos allí antes de cenar. Es un buen lugar para comer pescado y marisco fresco en alguno de sus pintorescos.

Día 3 – Mljet a Korčula (15NM)

Tras una buena cena y un buen descanso nos levantamos pronto por la mañana para poder visitar el Parque Natural de Mljet antes de partir hacia Korčula. La entrada al parque cuesta 12€. Es un parque al que no puedes acceder con tu propio barco. Primero te recogen en minibús y te llevan a un lugar donde te está esperando una lancha rápida que hará el recorrido por los rincones más sorprendentes del emplazamiento.

Para los amantes del submarinismo, este es un buen lugar para practicarlo. El Parque Natural de Mljet tiene dos lagos de agua salada, en los que podéis sumergiros en sus túneles cubiertos de corales de color rojo. Hay varios establecimientos donde podréis alquilar el equipo. Es importante que llevéis un buen calzado ya que la costa es rocosa y no hay arena.

Tras la visita partimos hasta Korčula, la joya del Archipiélago Adriático. Es una de las ciudades con más patrimonio histórico, restaurantes, museos, tiendas… Sorprenden los contrastes arquitectónicos entre el estilo croata y el carácter eslavo. Es importante que reservéis con antelación un amarre en su puerto ya que hay mucha demanda. Si preferís fondear debéis prever el viento bura muy típico del Adriático (viento NW).

Korcula, Croacia

Korcula, Croacia

Día 4 – Korčula a Lastovo (23NM)

¡Nuevo día y con energía! Izad las velas y rumbo a Lastovo. Durante la travesía podemos aprovechar para darnos un buen chapuzón en mitad del Adriático. En esta isla podremos ver los restos de los túneles que usaron los alemanes durante la II Guerra Mundial. Puedes fondear en cualquiera de sus calas pero te recomendamos que aproveches la oportunidad de amarrar en el puerto de Zaklopatica, situado en una de las bahías más bonitas de la isla. Además, es un buen momento para reponer agua y luz mientras cenas en uno de los restaurantes del propio puerto.

Zaklopatica-bay-on-island-Lastovo-Croatia

Bahía de Zaklopatica, Lastovo, Croacia

Día 5 – Lastovo a Vela Luka (20NM)

Partimos desde Zaklopatica hacia Vela Luka, la ciudad situada más al oeste de la isla de Korčula y la segunda más grande del archipiélago. Sus pintorescas calles son de gran atracción turística. Encontraréis puerto y anclaje seguro ya que, gracias a su forma de golfo, queda resguardada de los posibles vientos. Es un buen momento para visitar Proizd, una pequeña isla situada en el centro de la bahía a unos 30 minutos en barco desde el puerto. En la parte más occidental está una de las playas más preciosas de la zona que fue declarada playa del año del Adriático croata. Desde esta playa se puede contemplar la isla vecina de Hvar.

6804113408_812d226d8d_b

La playa del año del Adriático Corata, Proizd, Croacia

Día 6 – Vela Luka a Hvar

¡Buenos días! Nuestro viaje está casi terminando pero aún nos da tiempo a visitar la conocida isla de Hvar. Es muy recomendable que reservéis con antelación amarre o boya ya que en temporada alta están muy solicitados. En Hvar podréis encontrar los locales más de moda del archipiélago. Hay una gran variedad de discotecas y pubs para que podáis celebrar esta gran aventura por todo lo alto. Si por el contrario prefieres pasar tu última noche a bordo del barco de alquiler en la intimidad, te aconsejamos que amarres en boya en las calas situadas enfrente de las islas Pakleni, ya que en puerto hay siempre bastante gente en busca de una noche de fiesta.  

Vista aérea de Hvar, Croacia

Vista aérea de Hvar, Croacia

 

Día 7 – Hvar a Split

Una vez recuperados de la noche anterior para los más fiesteros, nos levantamos por la mañana y visitamos la ciudad. Si habéis optado por amarrar en boya en una de las calas de las islas Pakleni podéis llegar a la ciudad en un taxi-boat sin problema. Hvar es una ciudad histórica donde la mayoría de calles son peatonales. Este es un buen momento para aprovechar y hacer compras ya que os encontráis en la isla de la moda.

Llega el momento de volver al barco para poner dirección a nuestra última parada del viaje, Split, donde dormiremos y entregaremos el barco de alquiler a la mañana siguiente a primera hora.

Split, Croacia

Split, Croacia

Esperemos que nuestra propuesta os haya gustado. Como siempre, ¡esperamos vuestras opiniones!