puesta de sol caribe frances

Navegando por el Caribe Francés

Emplazado en el Caribe Oriental, se encuentra la isla de Martinica y Guadalupe, conjuntamente con otras más pequeñas; Dominica, Marie-Galante, Saint-Barthélémy, y San Martin, que forman el denominado Caribe Francés.

Un paraíso en medio del Caribe, formado en su gran mayoría por la erupción de dos volcanes, uno de ellos aun activo. Están localizadas en pleno corazón del archipiélago caribeño, conocidas también por el nombre de Islas del Viento. Se han convertido en un destino turístico imprescindible para cualquier amante de la náutica.

Descubre el caribe frances alquilando un barco con Nautal.

Guadalupe

La Isla Mariposa es el apodo que se le ha dado a la isla de Guadalupe. La colocación de este archipiélago, consigue formar la silueta de este insecto. Es la mayor isla que se puede encontrar en las Antillas francesas.

Esta isla se encuentra separada en dos partes por un estrecho de 200 metros de anchura, pero a su vez, unidas por dos puentes que conectan la parte derecha denominada Basse- Terre, y la izquierda, Grande- Terre.

Basse- Terre es característico por tener La Soufrière, un volcán dormido, considerado el punto más elevado del este caribeño. Además, la playa de Grand Anse, considerada una de las mejores de toda la isla, hará las delicias de cualquier turista con su arena suave, y sus aguas cristalinas.

Grande- Terre es característico por sus playas de arena blanca y agua azul turquesa, en contraste con colinas verdes con mucha vegetación. Toda la fauna que se encuentra en estas islas está declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Si te decantas por recorrer la isla alquilando un barco, te animamos a que algún día fondees el barco, y pises tierra, para poder disfrutar de este maravilloso paisaje.

La Punta des Chateaux, conocida por ser la playa más hermosa de la isla, será una visita ineludible en barco. Disfrutarás de una playa característica del Caribe, que no defrauda a ningún turista.

Guadalupe, como buena isla del Caribe, tiene un clima tropical, cálido con un alto porcentaje de humedad. Sus dos estaciones, una húmeda y caliente durante los meses de junio a noviembre, y una seca y fría de noviembre a mayo.

Si decides alquilar un barco y recorrer todos los rincones paradisíacos de esta isla, y los que aún están por descubrir, es muy importante tener en cuenta que la estación cálida y húmeda es más propicia a tener ciclones y huracanes. En cambio, en la época fría, los vientos alisios, provenientes del noroeste, mantienen un clima agradable con temperaturas moderadas, comprendidas entre 23º y 27º.

 

La Martinica

Profundos bosques, cascadas y ríos caracterizan el paisaje de la Martinica al norte de la isla, mientras que en la parte sur, numerosas playas y calas de belleza insólita, esperan el fondeo de charters.

Esta isla pertenece al país francés desde 1946, y es conocida como la Isla de las Flores, se encuentra emplazada al sur de la isla de Guadalupe.  Su volcán activo, Mont Pelée es uno de los atractivos turísticos de esta isla, conjuntamente con multitud de monumentos históricos. En la costa norte de la isla, se encuentra St. Pierre, un pueblo que fue destruido por el volcán.

La capital es Fort-de-France, y ofrece todo tipo de variedad turística como tiendas, restaurantes, o la maravillosa Catedral de San Louis. Si eres un apasionado de la pintura, no podrás dejar de visitar Carbet, un pequeño pueblo de pescadores que se convirtió en la residencia del pintor Paul Gauguin.

Es imprescindible visitar Le Diamant, una localidad costera situada justo en frente de una roca en medio del mar, aproximadamente unos cuatro kilómetros de la playa, con el mismo nombre. La playa de Salines es una parada ineludible si recorres con tu embarcación la isla. Es la más bella de toda Martinica, bordeada por completo de cocoteros. Si has decidido alquilar un barco, podrás amarrarlo durante la noche, en el puerto de recreo de Le Marin o en Trois-Ilets.

Navega por el Caribe francés con un charter de Nautal

La parte sur de la isla es la zona más concurrida y turística. Es una opción atractiva si se quiere disfrutar de playas típicas del Caribe. Un paraje perfecto para realizar submarinismo y descubrir los barcos hundidos o la fauna submarina llena de peces y tortugas. Hay múltiples recorridos marinos adaptados a todo tipo de niveles.

Igual que en Guadalupe, los vientos alisios predominan en esta isla, donde las temperaturas oscilan entre los 23º y 26º. Podrás disfrutar de maravillosas puestas de sol desde tu barco, cada tarde sobre las seis.