aguas menorquinas

Menorca a bordo de un barco

Menorca es la más antigua de las islas Baleares. Cuenta con gran cantidad de monumentos y restos arqueológicos. Además de múltiples propuestas en cuanto a puertos, calas y actividades recomendables. Si estás buscando un destino al que poner rumbo, puede que navegar por Menorca  a bordo de un barco sea tu mejor opción.

Calan Bosch.JPG

Te recomendamos que visites los 5 puertos más destacados de la isla: Puerto de Tamarinda, Puerto de Ciutadella, Puerto de Fornells, Puerto de Cala de Addaya y Puerto de Mahón. Éste último está situado en la costa este de la isla de Menorca y destaca por ser el segundo puerto natural más grande del mundo tras Pearl Harbour (Hawaii).

Junto al muelle, encontrarás una amplia oferta de restaurantes, bares de copas y tiendas diversas, incluso un casino de juego para los amantes de juegos de azar.

Además tienes un sinfín de posibilidades para amarrar tu barco de alquiler, aunque esto no asegure que se encuentre un atraque en pleno mes de agosto. Tanta belleza tiene la contrapartida de atraer a un gran número de turistas náuticos.

Vale la pena fondear tu velero o lancha de alquiler para pasar el día disfrutando de la claridad y limpieza de las aguas menorquinas. Además si hace demasiado viento en un lado de la isla, Menorca es tan pequeña que te permite navegar hasta el otro lado de la isla. En este caso, otra posibilidad es alquilar un catamarán, ya que ofrece una mayor estabilidad y visibilidad, para que nos entendamos, es como estar en un apartamento flotante.

Menorca está llena de bellas calas en las que echar el ancla. Las más conocidas y recomendables son Cala Galdana, lugar paradisíaco, Cala Macarella, muy buen fondeadero para yates y veleros, y Cala En Turqueta, al ser inaccesible por carretera, conserva todo su encanto natural.

Hablando de encanto natural, es imprescindible visitar Cap de Cavallería. El saliente más septentrional de Menorca, con acantilados de casi 100 metros que se asoman al Mediterráneo.

Un entorno ideal para disfrutar del amanecer desde tu barco de alquiler.

Si durante tu estancia en la isla de Menorca te apetece vivir una noche divertida en tierra. La Cova d’en Xoroi puede ser una buena opción. Es un discoteca dentro de las cuevas que permite ver el acantilado desde cualquiera de sus aberturas exteriores.

Pero si lo tuyo es explorar recovecos, puedes visitar las cuevas menorquinas con una lancha.

Otro imprescindible es la gastronomía menorquina: la caldereta, de langosta, o de marisco y pescado. Para ello te recomendamos que visites Es Cranc, en Fornells. A pesar de ser un establecimiento alejado del mar, destaca por ofrecer productos frescos de las aguas menorquinas, hasta el punto de tener un vivero de langosta propio.

Ya conoces un poco más Menorca, así que no te lo pienses. Elige qué barco quieres alquilar y… ¡sal a navegar por Menorca!