Isla de Poros, islas sarónicas

¡Las Islas Sarónicas están de moda!

¡Para gustos los colores y las islas Sarónicas tienen la paleta entera!

El Golfo Sarónico se está convirtiendo en uno de los destinos TOP para los amantes de la navegación. No solo por sus fantásticas condiciones climatológicas sino también porque es un lugar de contrastes en el que podrás encontrar paisajes montañosos que desembocan en el mar y playas completamente llanas. Desde costas rocosas y áridas hasta litorales frondosos.

Las islas Sarónicas son una zona muy bien preservada en la que podrás visitar restos arqueológicos, puertos con gran encanto y pequeños pueblos típicos muy pintorescos.

Una de las mayores ventajas del Golfo Sarónico es que las distancias entre isla e isla son muy cortas, lo que te permitirá hacer varias paradas para darte un buen chapuzón en las playas más idílicas que puedas imaginar.

Por todos estos motivos hemos considerado que antes de emprender la travesía te mereces unas pistas.

Poros

Vista aérea de la Isla de Poros, Islas Sarónicas, Golfo Sarónico, Grecia

En el Golfo Sarónico se hallan varias islas, las Sarónicas, pero nosotros nos centraremos en las principales y, evidentemente, las que tienen más encanto.

¡Primera parada!

Uno de los destinos que es visita obligada es Atenas. Te proponemos que inicies tu viaje en la capital griega. Necesitarás algunos días para ver los monumentos más emblemáticos como el Partenón o el museo de la Acrópolis. Si tienes intención de pasar varios días en la zona, puedes amarrar en Marina Alimos, a unos 10km de Atenas. Aunque no tiene una larga lista de servicios, sus precios son bastante asequibles. Además, en las proximidades encontrarás todo lo que necesites fácilmente.

The_Parthenon_in_Athens

Partenón de Atenas, Grecia.

Llega el momento de poner rumbo a… Salamina.

Desde Marina Alimos puedes dirigirte hacia Salamina, la mayor de las islas del Golfo Sarónico. Conocida por la gran batalla naval en el año 480 a.C. entre persas y griegos que fue decisiva para la expansión de los vencedores.

Para fondear, con una profundidad de unos 3 metros, es una tarea bastante fácil. Además, esta zona está protegida de los vientos. Solo tendrás que soltar el ancla y disfrutar… Si lo prefieres, también tienes la opción de amarrar en el segundo puerto más grande de Grecia, en Paloukia.

Hay mucho que ver y por hacer en la isla como visitar la cueva de Eurípedes y el Templo de Dionisio, en el sur de la isla, o el Faro de Piedra en la colina de  Licopoulo. Si coincide que estás en la zona entre los días 23 y 25 de agosto, no te puedes perder el famoso espectáculo al aire libre en el Monasterio de Faneromeni.

Egina es  nuestra siguiente parada. Ninfa y concubina de Zeus según cuenta la mitología griega. En su día, fue una de las islas más ricas e influyentes de la Antigua Grecia gracias a la fabricación de vasos de cerámica (aún conocida por eso como reclamo turístico). Conocida también por el famoso Templo de Afaia (uno de los tres templos del triángulo sagrado). Su tradición marítima se remonta a la Antigua Grecia;  fue la primera marina de Grecia.

No te puedes perder su pintoresco puerto en el que podrás encontrar una ermita, barquitas de pescadores tradicionales y antiguas casa aun muy bien conservadas.

Aegina

Egina, Islas Sarónicas, Golfo Sarónico, Grecia.

También te recomendamos un recorrido por las calles de la ciudad de Egina en la que te impregnarás del ambiente mediterráneo y podrás disfrutar de la buena cocina griega en uno de sus muchos restaurantes. Uno de los platos típicos de la isla es el pulpo a la brasa. Los amantes del arte y de la cultura pueden aprovechar y visitar el impresionante Museo Arqueológico.

Las playas de Egina son pequeñas y con mucho encanto, pero debes tener en cuenta que no son de arena, sino más bien rocosas. ¡Lleva unas buenas zapatillas contigo para evitar posibles percances!

Seguimos con nuestra aventura…

A aproximadamente 20 millas náuticas del puerto principal del Egina, nos encontramos con la isla de Poros que queda separada del Peloponeso por un angosto estrecho.

La isla de Poros era la isla de Poseidón, dios del mar.  Es considerada una de las islas Sarónicas más bonitas del Golfo. El acceso en barco es una de las mejores opciones, así que si tienes la oportunidad, es muy recomendable alquilar una embarcación para acercarte a los lugares de interés.

Isla de Poros

Isla de Poro, Islas Sarónicas, Golfo Sarónico, Grecia.

No te puedes perder Kalavria, la zona con más encanto de la isla. También puedes visitar las ruinas del templo de Poseidón.

Los amantes de la naturaleza pueden adentrarse en el denso bosque de pinos, que llega hasta el mar, y disfrutar de las playas más bonitas de Poros situadas al sur. Es especialmente recomendable visitar Askeli, una playa arenosa en la que el bosque desemboca.

Por la noche, por ejemplo, puedes fondear en la bahía de Vidhi. Esta ciudad se encuentra a unas 3 millas al oeste-noroeste de Poros.

Si vas a la isla de Poros en yate o en barco de vela y no quieres fondear en una bahía el noroeste de Kai es el sitio más tranquilo. Desde que hay tanto tráfico de ferries es recomendable mantener la distancia hasta el muelle.

Hydra es una muy buena opción para seguir con nuestra travesía. 

Burros Hydra

Burros en Puerto de Hydra, el transporte obligatorio. Hydra, Islas Sarónicas, Golfo Argólico, Grecia.

Situada en el Golfo Argólico, la isla de Hydra es una de las más famosas. Uno de los motivos de su popularidad es porque los coches y otros vehículos están estrictamente prohibidos a excepción de los servicios de salvamento y de gestión de residuos. En su defecto, los burros son utilizados para el transporte de alimentos y turistas.

Durante el verano la isla se llena de visitantes. Hydra es uno de los destinos favoritos tanto para los turistas como para la población local, a los griegos también les gusta ir de excursión en sus días libres. Su paisaje urbano lleno de historia te transportará a otro mundo.

En los años 50 la isla se convirtió en un punto de encuentro de artistas de todo el mundo. Numerosos pintores y escritores atraídos por la magia de la isla se dieron cita en Hydra para dar rienda suelta a la creatividad. También Pablo Picasso descubrió en Hydra un paraíso el cual reflejó en sus lienzos.

Las casas encaladas contrastan con el mar turquesa y el cielo azul. Hay que tener en cuenta que los amarres en el puerto son limitados y que la entrada al puerto se encuentra muy transitada por ferries y buques.

Puerto de Hydra

Puerto de Hydra, Islas Sarónicas, Golfo Argólico, Grecia.

Si prefieres fondear con tu velero o yate en un lugar tranquilo te recomendamos la Bahía de Ormos Nikolaos, al suroeste de Hydra. Selbige es una hermosa playa muy concurrida en los meses de verano.

Spetses está en la parte más oriental de la isla Peloponeso. También nos encontramos con Dokos, el Golfo Argólico. La ciudad es ideal para pasear por sus calles y comer en alguno de sus restaurantes, bares y cafeterías. En velero puedes llegar en 3 horas a la parte más deshabitada de la isla donde encontrarás las más tranquilas y hermosas bahías. Te recomendamos  Zastano  en el sur y también el área de Vaiza en el norte de Spetses. En el sur de Spetses está la isla privada de Spetsopoula. En la travesía entre estas dos islas debes tener precaución ya que en esta zona hay bancos de arena y arrecifes.

La pequeña y prácticamente deshabitada isla Dokos se encuentra a pocos kilómetros de distancia de Hydra y al sur de la Península Argólica. Se trata de una pintoresca isla con densos bosques con gran atractivo para los amantes de la naturaleza. Es perfecta para fondear en una bahía y bajar a tierra para practicar senderismo. Recomendamos el Anchor Bay Ormos Skintos que se encuentra en la parte norte de la isla. Con una profundidad del mar de 5 a 8 metros podrás amarrar con facilidad tu barco en el fondo de arena.

Esperamos que te hayamos despertado un poco de interés por las Islas Sarónicas. ¿Sueles navegar en Grecia y tienes alguna otra sugerencia? Agradeceremos mucho los comentarios.