cinque-terre-italy

Futuro de las habilitaciones profesionales en titulaciones deportivas

El futuro del sector según Nautal

En nuestro reciente artículo en el blog sobre nuestro informe de chárter de España hablamos sobre los estadísticas de los alquileres e incluimos un punto de reflexión final que os queremos dejar hoy en este blog.

Cinque-Terre-Italy

Hacía tiempo que lo reclamábamos, y está a punto de llegar. Estamos a las puertas, por fin, de la mayor revolución que ha vivido la náutica deportiva en España.

La náutica siempre ha ido asociada a una imagen de elitismo, de nicho cerrado donde algunos están dentro y la gran mayoría de la población ni se acerca. A la mayoría del sector no le gustaba esta imagen, pero la habíamos ganado a pulso.

En la televisión únicamente se ven imágenes de barcos vinculadas a famosos en súper yates, imagen tremendamente alejada de la realidad, donde un 85% de las embarcaciones son de esloras modestas.

Adicionalmente a esto, cuando alguien por amor al mar hacía el esfuerzo de sacarse una titulación náutica, se encontraba que cuando quería navegar solo encontraba alquileres de semana completa, con el consiguiente coste asociado. Más allá del coste, alguien que nunca se haya subido un barco, ni se le pasaría por la cabeza destinar una semana, de las 3 que tiene de vacaciones, a estar en un barco… y a su pareja aún menos.

Es lógico desde la óptica de las empresas de chárter preferir hacer alquileres de semana. Supone menor trabajo de checkin y checkout, menor probabilidad de que se quede un día colgado sin alquilar y generalmente se alquila a gente más experimentada, lo cual puede suponer menos problemas. Pero esta actitud lógica, hace que el sector del chárter no pueda despegar.

El sector del chárter necesita mucha más flexibilidad, alquileres de medio día o día completo en plena temporada alta para que mucha gente comience a probar la náutica y muchos de los que la prueben se engancharán, y probablemente al año siguiente ya alquilarán una semana completa.

Lejos de la imagen de elitismo que tiene la náutica, en realidad esta no es cara. Es fácil encontrar alquileres de veleros en pleno agosto por 2100 euros donde pueden estar una semana seis personas. Esto supone 350 euros por persona para estar una semana completa con el alojamiento, la comida y el ocio incluidos.

bateau_capelli-tempest-570_3566930

Pero para que la gente alquile una semana antes tiene que alquilar un día, o medio día y engancharse, y esto no lo pueden ofrecer las empresas de chárter hoy por hoy. Demos flexibilidad a los alquileres y el sector del chárter crecerá como lo ha hecho el esquí. Hace unos años sólo iban a esquiar los llamados pijos o los montañeros, y ahora prácticamente todo el mundo sube a esquiar al menos una vez al año, actividad con un coste mucho más elevado que el de la náutica.

Ahora estamos a las puertas de que esto sea posible.

Como hemos comentado anteriormente, el 80% de las embarcaciones son de esloras contenidas, de gente que no es rica, pero que hace un esfuerzo importante para mantenerlas porque aman el mar. Estas personas tienen el barco parado más del 90% del tiempo y el motivo más habitual que aducen para ello, pese a que parezca irónico, es la falta de compañeros para salir a navegar.

Para poder alquilar tu embarcación sin patrón sólo era necesario cambiar de lista el barco (trámite sencillo y que recuperabas el costo con apenas uno o dos días alquilados) y en Nautal hemos ayudado a muchos armadores a hacerlo y lo están alquilando satisfactoriamente, pero a muchos propietarios de barcos les daba miedo alquilarlo sin patrón y buscar un patrón profesional en temporada alta era casi imposible y para hacer uno mismo de patrón se necesitaban muchos años de formación e inversión económica.

En muchos de los casos de particulares que han querido rentabilizar sus embarcaciones pero que no tenían la capacitación, interés o disponibilidad, hemos propuesto que sean las propias empresas de chárter con las que colaboramos que sean quienes gestionen esos barcos. Creemos que este es un modelo de éxito sin ningún género de dudas.

Ahora la Dirección General de Marina Mercante está inmersa en unos cambios legislativos que permitirán que un titulado PER, PY o CY pueda, tras unos trámites, comenzar a ejercer profesionalmente como patrón, aunque con unas limitaciones muy evidentes.

El principal proyecto es el Real Decreto por el que se establecen las habilitaciones anejas a las titulaciones náuticas para el gobierno de las embarcaciones de recreo.

Lo que este Real Decreto permitirá es que un Patrón de Embarcaciones de Recreo (título más habitual entre los aficionados a la náutica), tras la realización de un curso básico de seguridad, pueda hacer una excursión náutica con hasta 6 pasajeros en una embarcación de hasta 15 metros de eslora a una distancia de 5 millas del puerto. No es una gran distancia, pero lo suficiente para ofrecer una prueba de mar a gente interesada en el sector. Para Patrones de Yate y Capitanes de Yate estas distancias se amplían a 8 y 10 millas náuticas del puerto, respectivamente, lo cual no supone en la práctica una gran diferencia.

Esto permitirá a las empresas de chárter un acceso mucho más fácil a patrones que puedan realizar charters con patrón de corta duración, a particulares poder salir con su barco y a algunos clientes que les cubran algunos gastos.

Un aspecto que esto puede potenciar y que entendemos puede ayudar mucho a la dinamización del sector son los packs de experiencias. Para personas que nunca se han acercado al mar se hace difícil pensar en un alquiler, pero si se plantea como una experiencia, la predisposición puede ser mucho mayor. Estas experiencias acostumbran a tener una duración de entre 2 y 4 horas y las habilitaciones antes expuestas permitirían perfectamente hacer ofertas muy atractivas para el público general.

Adicionalmente se está regulando el tema laboral en el sector del mar, histórica reclamación del sector por obsoleta. El Proyecto de Ley reguladora de la protección social de los trabajadores del sector marítimo-pesquero dará cobertura a estas personas que ejerzan de patrones, al quedar comprendidos en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar. Este régimen incluirá derecho a la asistencia sanitaria, prestación económica por incapacidad temporal derivada de enfermedad común o accidente no laboral y de accidente de trabajo o enfermedad profesional y pensión por jubilación con igual extensión y condiciones a las que se establecen en el Régimen General.

Así pues, en cuanto estas leyes se formalicen muchas empresas de chárter podrán ampliar su flota de alquileres con patrón y muchos armadores verán como una posibilidad real el compartir sus salidas de fin de semana con desconocidos, compartiendo con ellos su amor por el mar, lo que les ayuda a cubrir los costes de mantenimiento de sus embarcaciones.

Muchos patrones profesionales (patrones de altura, patrones profesionales de embarcaciones de recreo, etc.) es posible que puedan ver peligrar el trabajo que tanto esfuerzo les ha costado conseguir, pero desde Nautal estamos convencidos de que esta reforma será muy beneficiosa para ellos. Primero porque la habilitación con una limitación a puerto tan clara, prácticamente dejará únicamente que los PER, PY y CY con la habilitación hagan solamente salidas de medio día o de día, por lo que las salidas de semana seguirán requiriendo de titulaciones superiores; y en segundo lugar porque como hemos dicho, esto hará que aumente el número de personas que se acerque a la náutica, lo que acabará suponiendo más clientes también para ellos.

La revolución está a las puertas, ahora sólo depende de nosotros transmitir nuestro amor por el mar a la gente que nunca antes había navegado.